"No hay cura para los celos, pero si hay tranquilizantes y se llaman besos."